UNA GARANTÍA QUE MERECE SU NOMBRE

Además del amplio asesoramiento e información pre venta de nuestros clientes, también les ofrecemos un servicio post venta perfecto, es decir un amplio paquete de garantías. Nuestras camillas para tratamientos gozan de una garantía ilimitada de hasta tres años. Todos los productos tienen una garantía ilimitada de dos años. Si a pesar de la calidad de nuestros productos, requieren una reparación ofrecemos – en la medida de las disponibilidades – productos alternativos de sustitución, entregados gratuitamente.

Con nuestro servicio presencial in situ, garantizamos, además, que, en caso de ser imprescindible, un técnico se desplazará a su spa, estudio o consultorio. Le ofrecemos un servicio de mantenimiento y controles regulares de su instalación a un precio módico.

¿Garantía sin obligación de garantía?

Lo que la mayoría de los usuarios entiende como “garantía” es realmente la garantía legal de los productos, que existe automáticamente, si en el contrato de compraventa no se dice lo contrario y que implica que el fabricante está obligado a reparar las deficiencias que existían en el producto en el momento de la venta. En el caso de productos recién fabricados, el plazo normal es de 24 meses. Si el cliente, sin embargo, reclama por un defecto seis meses después de la entrega, tendrá que probar que dicho defecto ya existía en el momento de la entrega. Todo lo que supere esta situación es una obligación de garantía voluntaria del fabricante.

Sin miedo de la “letra pequeña”

En las garantías muchos fabricantes de camillas para tratamientos excluyen por ejemplo ciertos componentes, por ejemplo, motores, tapizados etc. Otros fabricantes establecen que en caso de reclamación el cliente debe asumir el coste del desplazamiento del servicio de reparación o incluso el coste del transporte hasta dicho servicio. Esto puede ser realmente caro. En Gharieni no encontrará estos inconvenientes.

Menü